Catedral de la lluvia

Libro-arte, USB Drive. Edición limitada de 40.

Empresa Municipal de Aguas de Gijón, 2022.

Catedral de la lluvia es una composición creada con sonidos grabados en la obra de construcción del depósito de aguas de tormenta del parque de los Hermanos Castro de Gijón y en su posterior puesta en marcha. Los depósitos de tormenta son unos enormes tanques subterráneos cuyo objetivo es retener el agua de lluvia cuando hay precipitaciones muy intensas, para minimizar el riesgo de inundaciones y evitar que las primeras aguas pluviales, que son las más contaminadas, se viertan directamente a ríos o arroyos.

La composición abarca desde los primeros sonidos de la obra de construcción del depósito en junio del 2020 hasta los de su entrada en funcionamiento a causa de las intensas lluvias caídas sobre Gijón en noviembre del 2021, pasando por los producidos en los distintos trabajos necesarios para construir una infraestructura de estas características.

Esta obra sonora de 2 horas y 30 minutos de duración pretende dar a conocer el depósito de aguas de tormentas del parque de los Hermanos Castro a través de sus sonidos y de los ecos de la huella sonora que su construcción fue dejando en el lugar. La obra también quiere poner en valor el patrimonio sonoro industrial a menudo infravalorado.

Catedral de la lluvia es un homenaje desde el campo del arte sonoro a una infraestructura subterránea fundamental para el saneamiento de las ciudades y la preservación de la biodiversidad en nuestro medioambiente, que desafortunadamente es desconocida para gran parte de la ciudadanía. 

Todos los sonidos fueron grabados por Juanjo Palacios. 
Compuesto, mezclado y masterizado por Juanjo Palacios. 

Edita: Empresa Municipal de Aguas de Gijón
Textos: Hector Blanco, Ernesto Coro y Juanjo Palacios
Fotografías: Juanjo Palacios
Coordinación: Belén Ildefonso y Jesús Barrientos
Diseño: Juan Jareño

Agradecimientos: Jorge Fernández León, Rafael Pedro Fernández Guerrero, Pedro Menéndez, Patricia González, Laura Valdizan, Marino Garcia, Richard Gonçalves y Carlos González. Y, especialmente, a todos los trabajadores y trabajadoras que han facilitado el proceso de grabación de sonido. 


 












Imágenes: Juan Jareño